Burriac Xtrem 2018 TrailRunning

Impresionante sin más, podríamos decir que es una de las carreras más duras que hasta el momento hemos corrido, tanto por el circuito por la meteorología y por la duración de la carrera, fue el conjunto de condiciones que nos hizo sufrir y disfrutar al mismo tiempo. 


Desde que llegas a Argentona se respira el ambiente de la carrera, la organización el despliegue de voluntarios y la animación entre los participantes hace que te sientas a tope para correr, a las 9:45 asistimos al Breefing de la carrera con una buena explicación de los pasos donde nos podríamos encontrar algún problema, las zonas de cronoescalada y los puntos de avituallamiento. Una vez concluida la charla nos dirigimos al punto de salida, se empieza a notar los nervios por salir intentamos calentar un poco pero prácticamente no te puedes mover , diez minutos para la salida que parecen eternos, ya queda menos… cinco, cuatro, tres, dos, uno…Salida encaramos calle arriba para dirigirnos a la montaña los primero pasos son complicados con miedo de pisar o que te pisen pero poco a poco vamos adelantando y haciendo nuestro hueco, cuando de repente nos encontramos un tapón delante nuestro es la primera de tantas pendiente verticales que nos encontraremos durante el recorrido.

 
Los dos primeros kilómetros nos parecen largos ya que son cuesta arriba, pero enseguida llega el primer curriol descanso para nuestras piernas y se empieza a marcar la distancias entre los corredores, vamos tirando entre currioles, subidas y bajadas el recorrido como comentaba el principio fue brutal currioles preciosos, vistas espectaculares y un sinfín de barro que lo hacía más complicado pero divertido, en el kilómetro siete y medio nos encontramos con el tramo de la cronoescalada ( la Bestia) y tan Bestia hasta que no están dentro no te das cuenta al desnivel que te enfrentas, una locura que pasamos de puntillas resbalando con el barro y apretando los dientes. Después de la durísima subida tocaba bajar soltando piernas hacia el Castillo de Burriac para afrontar de nuevo un desnivel de locos esta vez entre piedras. Ya nos quedaba menos después del Castillo sobre el kilómetro doce iniciamos la bajada de la Pedra de la Feu larga y técnica bajada entre raíces, barro, saltos y algún que otro ramazo en la cabeza, ahora si ultimo avituallamiento cartel de últimos 3k que recorremos a través de un largo curriol de bajada que nos deja de nuevo en el pueblo pisamos asfalto ya lo tememos, empezamos a ver gente animando, la llegada a meta nos impresiona vemos la alfombra verde los pelos de punta, aplausos, y al cruzar la meta gritamos DOS CALVOS CON BARBAAAA.


Contentos con la elección de 17k después de ver la dureza de la prueba, nos queda mucho que entrenar, mucho por aprender y mucho que dar. 


2CCB.


Decide tu Rumbo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

www.000webhost.com